Anuncio
Anuncio
Lunes 27 de Marzo de 2017 - 8:15am

Políticamente somos un niño de 5 años

Nerv: La mejor versión gringa del peliculesco plebiscito en Colombia

Para no dañar la película, para quienes no la han visto, no pasaré de la trama que aparece en los avances. La cinta comparte una triste estrecha relación con cualquier decisión democrática. Para empezar, es un espacio real creado por unos pocos, que afecta en mayor o menor medida a muchos y todos interactúan bajo determinadas dinámicas impuestas por el juego. Pero es en últimas la sumatoria de las decisiones propias la que se encargará de decidir lo que pasa. La imbecilidad de las mayorías.

El tedio de salir del sillón

En la película se puede entrar a un juego en calidad de jugador u observador. La mayoría elige ser observador por el tedio de salir de la rutina y prefieren gastar dinero para que otros hagan algo. Muy propio de nuestras sociedades. Como ya no queremos salir de casa buscamos haraganear persiguiendo con las teclas dejar hacer y dejar pasar. Lo que en últimas perpetúa la rutina hogar/trabajo/supermercado.

La democracia básicamente es lo mismo. Se le pide a alguien que camine un par de cuadras, entrar en un recinto y marcar una X para decidir. Con el fin de garantizar esto, el Estado se afana para que todos los ciudadanos en capacidad de votar lo hagan. Por tanto, dispone infraestructura, recursos y talento humano. Todo para que con un par de marcas en unos papeles aprueben lo que otros piensan, argumentan y deciden. De nuevo, haciendo lo mínimo para que otros hagan el resto.

Con el tema del plebiscito es aún más curioso porque es el mismo despliegue para una sola pregunta. Un cuestionamiento que otros pensaron, debatieron, redactaron, postularon y aprobaron. Lo interesante es que después de tanto despliegue, muchas veces, no es posible conseguir una votación decente, unos pocos deciden por todos y no se sabe si esos son los más pilos. Basta ver el caso del Brexit y del referendo.

Ligereza de las decisiones

Muchos encerrados en sus vidas no ven en sus decisiones algo posterior a 10 personas, metros o años. Van y vienen de oficinas a trabajos y todos con problemas particulares. Cada quien busca sobrevivir o aguantar el día a día. Pero olvidan que las decisiones personales pueden hacer la diferencia, votan bajo el fantasma del anonimato. Un fantasma que no pide argumentación alguna ni enfrentar consecuencias como discusiones inmediatas o públicas.

La sensación de trivialidad en ‘Nerve’ acompaña cada like, escena y iálogo. Los personajes desdeñan la cotidianidad en busca de algo más que no saben qué es por qué están saturados de algo que tampoco pueden definir. Es una matrix construida de información. La vida misma se ve como una tarea más de la rutina y no como un fin en sí mismo.

Bien lo decía Durkheim que cuando se consolida en el sujeto ese tipo de pensamiento anómico, alejado de la realidad y se sustituye uno virtual, se genera un sentimiento de desprendimiento por la realidad como por el otro. Esto genera que las decisiones sean tomadas con tanto desdeño que se olvida la profundidad de las mismas. La vida deja de ser una vida y pasa a ser un like.

En el sistema democrático esta sensación de anomia, ensimismamiento, pesadumbre por las relaciones sociales y desconfianza por los sistemas de participación todo deja de importar. Se escucha cómo las personas sienten el sistema de elección como la lotería: ‘Votar por éste es perder el voto’. No hay consciencia política y el peso de las decisiones no son percibidas por los sujetos, lo que libera de cualquier responsabilidad a la persona.

El peligro de la democracia

La comodidad del teclado, del sillón y del anonimato dan rienda suelta a la peor faceta de cada persona sin autocontrol. Aquella donde los valores mencionados en la escuela y recitados por los mayores son aplastados por la naturaleza del morbo por saber qué pasa si… Aun sabiendo qué es lo que pasará.

Este punto de la película es similar a la charla de esquina en la vida real, cada quien se esconde tras la falta de debate impulsado por la desinformación. Por ejemplo, el señor Nicolás Castro quien se comprometió a matar a los hijos de un expresidente pensando que no iba a pasar de un mal chiste.

http://verne.elpais.com/verne/2016/02/20/articulo/1455960987_547168.html

De esta manera, muchos colombianos tomaron con furia el marcador que les presten para votar. Con rabia marcaron por el NO porque ‘no permitiré que Santos entregue el país al Castrochavismo, que me encuentre con Simón Trinidad en Pomona o que el ejército pierda un conflicto que estábamos ganando’. En contraprestación otros votaron por el SÍ porque ‘así se va a erradicar la desigualdad, la malversación de fondos públicos, el clientelismo y esta tierra del sagrado corazón quedará más bonita que el jardín del Edén’.

Nerv, la visión del nerviosismo patrio

Los griegos también veían en la democracia una amenaza clara. La demora de las decisiones, la falta de conocimiento de a quienes se les pregunta (la mayoría analfabetas) y la alta posibilidad de compra de votos generaban desconfianza en el ágora. Problemas fácilmente extrapolables a nuestra realidad.

Como entonces en este momento existen graves amenazas: La mayoría sólo lee lo que pasa por su muro en Facebook o cadenas de Whatsapp; el analfabetismo ha mutado a un nivel funcional como digital y la corrupción se ve tan rampante como en todos los tiempos. Pero seguimos confiando que es lo mejor. Personalmente creo que la democracia con este pueblo es permitir al niño de cinco años decidir qué quiere comer, vestir y hasta a qué horas dormir.

Ese mismo niño de cinco años que creo no debe decidir por sí solo. Por el contrario, Debe ser guiado por personas adecuadas, formadas y reconocidas para tal efecto. No hablo de una decisión Santimochenkista. Pero sí de un acuerdo entre representantes de los grupos involucrados (Estado, FARC, víctimas, población civil y academia) todo ello en el marco de una supervisión internacional que proteja los acuerdos internacionales y el correcto devenir del proceso. Me encantaría que una Oriana Fallaci nos hubiera podido acompañar.

¿Qué tan buena idea es que nos pregunten?

Como reflexión final creo que debemos extrapolar nuestra cotidianidad. Basta tomar dos ejemplos del día a día para ver que no es tan buena idea esperar a que estemos listos o de acuerdo para decidir por nosotros mismos. Por ejemplo, armar un paseo empieza con 15, luego al planear van cerca de 5 y terminan yendo tres o menos. Eso sin contar con que uno o dos dependen del préstamo de alguno. Para no quedarnos cortos de ejemplos, la foto grupal en cualquier evento social es un martirio para el fotógrafo. Dirigir tanta gente para un propósito tan simple como mirar un objetivo, sonreír, no cerrar los ojos y decir ‘güisky’ nos lleva un tiempo eterno que se desperdicia mientras unos beben y otros se van del lugar como de las urnas… Cansados.

Sergio Enrique Valenzuela Robayo

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Lo Destacado

La historia de un exprofesor extranjero de la Unimagdalena que deambula por las calles de Santa Marta

Varios exalumnos se sorprendieron de ver cómo su radical cambio de comportamiento lo llevó a vivir en las calles. Llaman la atención de la Embajada de España en Colombia para que le brinden ayuda.

1 hora 27 mins

Confirman primer caso de coronavirus en San Sebastián de Buenavista, Magdalena

El municipio del sur del departamento aparece en el listado de los 26 nuevos casos reportados por Minsalud.

2 horas 37 mins

Un muerto en Santa Marta por coronavirus y 26 nuevos casos en el Magdalena

De los pacientes reportados en el más reciente informe, 18 se encuentran en la capital del departamento y ocho en municipios.

4 horas 29 mins
https://www.youtube.com/embed/knhPwdDYiwE

Con dos astronautas a bordo despegó este sábado una nave de la compañía SpaceX

Se espera que 19 horas después del despegue la nave llegue a la Estación Espacial Internacional.

5 horas 21 mins

Egresados de psicología de la UCC brindan asesorías gratuitas durante cuarentena

La Alma Máter, a través de su coordinación de egresados, conformó un equipo de voluntarios.

4 horas 56 mins
Lugar del descubrimiento de los restos del dinosaurio.
Lugar del descubrimiento de los restos del dinosaurio.

Descubren en Argentina restos de dinosaurio gigante

Investigadores afirman que los huesos permanecieron en el lugar por más de 200 millones de años.

1 año 10 months
Anuncio
Anuncio