Anuncio
Anuncio
24 de Junio de 2020

Sobre la Informalidad Laboral

La coyuntura actual, covid-19, está llevando a que los índices informalidad laboral y desempleo sigan incrementándose, situación que terminará impactando, no solo la economía de la ciudad y el departamento, sino, posiblemente, en los temas de seguridad.

Teniendo en cuenta lo anterior, y con la intención de abrir el debate sobre la informalidad, es pertinente manifestar que en la literatura sobre el sector informal se distinguen dos corrientes teóricas: la estructuralista y la institucionalista.  La primera corriente asocia la informalidad laboral con marginalidad, pobreza, baja productividad, poca calificación de los individuos y restricciones en el acceso al capital, mientras que la segunda, está asociada con el incumplimiento de la normatividad en temas fiscales y la ineficiencia del gobierno, con la cual se promueve el desconocimiento de las normas y, consecuentemente, la informalidad.

Adicionalmente, es necesario traer a colación que el PREALC - Programa de Empleo para América Latina y el Caribe, estableció, en 1978, que: 1) los empleados particulares y los obreros que laboran en establecimientos, negocios o empresas que ocupan hasta 10 personas en todas sus agencias y sucursales, incluyendo al patrono; 2) Trabajadores familiares sin remuneración; 3) Trabajadores sin remuneración en empresas o negocios de otros; 4) Empleados domésticos; 5) Trabajadores por cuenta propia; y Patrones de empresas de hasta 10 trabajadores, constituyen el sector informal.  Esta clasificación fue acogida por Colombia en 1993 por recomendación del Grupo DELHI -Grupo de Expertos en Estadísticas del Sector Informal de las Naciones Unidas–, vale mencionar que el numeral 1) fue reajustado de 10 a 5 personas.

Desde esa época, a la fecha, el gobierno nacional ha tomado medidas tendientes a formalizar las PYMES, igualar los derechos de los trabajadores domésticos, entre otras, pero los índices de informalidad y desempleo siguen en aumento, pero ¿Por qué?

Para responder dicha pregunta es necesario tener en cuenta, además, lo expresado por la OIT en diversos informes de sus investigadores “…el problema de empleo se concentra no tanto en el desempleo sino, principalmente, en aquellos que estando ocupados reciben un ingreso insuficiente.” (Tokman, 2009, p. 12)

Por todo lo anterior, se puede concluir que el aumento de la informalidad esta directamente relacionado con la educación y los puestos de trabajo, explico: los empleadores, cada vez más seguido, ofrecen vacantes para personas que deben contar con una formación determinada y competencias muy puntuales, pero, en cambio, ofrecen una remuneración muy baja y jornada máxima completa -hasta los sábados-, motivo por el cual, las personas en edad productiva optan por generarse su propio ingreso, con los riesgos y beneficios que esto les representa en el tema de seguridad social, manejo de su tiempo y calidad de vida.

En otras palabras, las personas trabajan muchas horas y ganan poco, lo cual, además, se ve reflejado en la baja productividad, tan cierto es, que se está tramitando en el congreso un proyecto de ley para reducir la jornada máxima legal de 48 a 45 horas, el cual, recientemente fue discutido por un grupo de expertos en la comisión séptima del senado.  En esta, los expertos manifestaron la viabilidad del proyecto, incluso manifestaron que la reducción debería hacerse de manera gradual y en lo posible llegar a un máximo de 40 horas semanales, además, manifestaron que se deben tener en cuenta que existirán picos de producción, es decir, habrá momentos del año en lo que se trabajará más y otros menos, pero el promedio de todo el año no debería superar las 40 horas semanales; finalmente coincidieron que debido a la pandemia no era prudente hacerlo enseguida, sino, que se diera un tiempo prudencial para la recuperación de la economía.

El otro factor, es el salario, muy a pesar de las afirmaciones hechas por el Ministro de Hacienda “el salario mínimo en Colombia es excesivamente alto”, lo cierto es que la remuneración mínima no alcanza, y en este punto tocaría invitar a un economista para que nos explique ¿por qué no alcanza?, o ¿por qué el costo de vida en Colombia está tan alto?, lo cierto es que cada año, en el mismo porcentaje que sube el salario suben todos los costos, a las personas les alcanza menos, y cada vez están más endeudadas.

Por otro lado, la relación salario – educación, esta muy dañada, las ofertas laborales exigen muchos requisitos y competencias, y en retribución ofrecen un salario que no va acorde al cargo y responsabilidades, no tienen en cuenta que el demandante del empleo ha hecho una inversión económica y de tiempo en su formación para, así, cumplir con los requerimientos y poner sus conocimientos, fuerza de trabajo y experiencia a disposición de una determinada empresa.

Estos son solo algunos factores que hacen que muchas personas prefieran quedarse en la informalidad, antes que someterse a largas horas de trabajo, mal remuneradas, y cuyo único beneficio es recibir las prestaciones sociales, las cuales, sea de paso decir, son derechos adquiridos de los trabajadores.

Para reducir los índices de informalidad se hace necesario que los planes de desarrollo distrital y departamental, tengan medidas encaminadas a disminuir la marginalidad y la pobreza (desarrollo social), mejorar la calificación de los individuos (educación), mejorar la eficiencia de los gobiernos en la atención de las necesidades. Por otro lado, los empleadores, deben capacitar más y mejor a sus empleados; pagar mejores salarios; revisar la jornada laboral; estudiar la implementación de beneficios, los cuales, no siempre son económicos, que afecten de manera positiva la productividad; mantener un trato respetuoso; garantizar los descansos y la desconexión del trabajador al finalizar la jornada laboral.  Finalmente, los trabajadores deben comprometerse con sus empleadores; cumplir los objetivos trazados; tomar las capacitaciones pertinentes a conciencia; y ser propositivos con sus empleadores para mejorar procesos y productos.

Lo anterior, solo será posible si se logra establecer un dialogo social, respetuoso y sincero entre las partes, de lo contrario, seguiremos mirando normas y logros individuales que poco aportan a la sociedad.

Por Giovanny Rentería

Rentería & Paternina Abogados
E-mail: [email protected]
Twitter: @RYPlegal
Facebook: www.facebook.com/RYPlegal/

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio

Lo Destacado

Declararán un mes más de calamidad pública en el Magdalena para atender tragedia de Tasajera

El Consejo Departamental de Gestión del Riesgo determinó cuál será el plan de acción.

7 horas 35 mins

Récord de casos confirmados: 202 positivos para covid-19 en Magdalena

El Ministerio de Salud reportó también 4 personas fallecidas.

10 horas 46 mins

En 10 días cierra la convocatoria ‘Por los que nos cuidan’ en Ciénaga

El objetivo es brindarles alojamiento, alimentación y lavado de ropa gratuitos a los trabajadores de la salud que atienden pacientes con covid-19.

12 horas 14 mins
https://www.youtube.com/embed/5tdHwZEZa4M

Tras persecución, capturan a tres que petendían cometer un fleteo en Barranquilla

Entre los capturados figura alias ‘Russo’, investigado por el crimen de un patrullero de la Sijin.

11 horas 19 mins

12 años de cárcel a hombre que mató a machete al novio de su expareja

Los hechos se dieron en el municipio de Puerto Rico, Caquetá.

11 horas 31 mins

Descubren en Argentina restos de dinosaurio gigante

Investigadores afirman que los huesos permanecieron en el lugar por más de 200 millones de años.

2 años 1 día
Anuncio
Anuncio